Cultura 

Manuel Vicent

Cultura 

Manuel Vicent

Periodista y escritor, es uno de los autores más reconocidos por el público y uno de los más versátiles de la literatura contemporánea española.

Llámanos +34 915 35 89 27

Manuel Vicent viaja desde Madrid, España

Colaborador habitual de El País, Manuel Vicent ganó el Premio Alfaguara de novela en 1999 con Son de mar. Autor de Tranvía a la Malvarrosa, entre más de una quincena de libros, ha escrito tres novelas que componen lo que él denomina un «retablo ibérico» y que son Aguirre, el magnífico; El azar de la mujer rubia y Desfile de ciervos.

«Ha pintado ya Manuel Vicent un gran fresco de los tiempos contemporáneos desde la originalísima perspectiva que concilia, con muchos matices, el clásico carpe diem y el sinsentido existencialista moderno.»

Santos Sanz Villanueva, El Cultural

Vídeos

Conferencias

RETABLO IBÉRICO

Las tres novelas de Manuel Vicent: Aguirre, el magnífico; El azar de la mujer rubia y Desfile de ciervos componen lo que el autor ha dado en llamar «retablo ibérico». Entre la ficción y la realidad, Manuel Vicent nos muestra las últimas décadas de la historia de nuestro país, como en los espejos deformantes del callejón del Gato, como en un esperpento literario por donde deambulan Jesús Aguirre, Juan Carlos I, Adolfo Suárez, Carmen Díez de Rivera, Rajoy, Aznar, Zapatero, Felipe González, Carrillo, el rey Felipe VI y la reina Letizia… Un juego literario.

LA MEMORIA COMO GERMEN DE LA FICCIÓN

La infancia es una patria común. Esa patria consiste en un nudo de sensaciones: los primeros aromas, los primeros sabores, las primeras visiones, las primeras canciones, las primeras caricias. Es el despertar de los sentidos. La expulsión del paraíso estriba en crecer. Hay un momento en que el escritor tiene que volver a ese lugar para recuperar la virginidad en los ojos, cuando la experiencia de la vida le ha llenado de erosiones. Cuando se narra ese material tan verdadero es necesaria la sencillez en la escritura, puesto que las sensaciones narradas son puras y sencillas.

LITERATURA DE VIAJES DE INICIACIÓN: TRANVÍA A LA MALVARROSA

El paso de la adolescencia a la juventud viene determinado por el sacramento de la confirmación, que en cualquier cultura equivale al sacrificio del héroe. El viaje es la fuente de revelación. En aquella Valencia sensual, huérfana, eclesiástica, reprimida de los años cincuenta, los sentidos estaban a punto de reventar por todas las costuras del cuerpo. El mar era un símbolo de libertad y belleza, el destino final de todos los deseos y placeres.

HISTORIA DE LA GENERACIÓN DE LA TRANSICIÓN

Al final de la dictadura de Franco un grupo de jóvenes progresistas abrieron el camino de la democracia y de la libertad e inauguraron todos los traumas modernos.

DAGUERROTIPOS. RETRATOS LITERARIOS

Cómo yo entiendo el siglo XX a través del pulso de determinados autores e iconos de la cultura cuyas vidas son absolutamente excitantes. No son retratos, ni semblanzas, ni caricaturas. Son como disparos de flash. En ese fogonazo salen partes oscuras.

EL VIAJE Y LA LITERATURA

Viajar consiste en poner el alma en el camino para recordar después los sueños que hayas vivido si has conseguido encontrarla en algún bello lugar, muy lejos de tu propia vida.

LITERATURA Y PERIODISMO. EXPERIENCIA PERSONAL

Colaborador habitual de El País, Manuel Vicent es uno de los mejores cronistas de nuestro país. Colaboró en las revistas Hermano lobo Triunfo. El éxito llegó con sus crónicas parlamentarias y retratos de personajes de la transición. Recibió el Premio González Ruano de Periodismo en 1979 por el artículo «No pongas tus sucias manos sobre Mozart» y el Premio de Periodismo Francisco Cerecedo, en 1994, creado por la Asociación de Periodistas Europeos.

EXPERIENCIA CINEMATOGRÁFICA

Tranvía a la Malvarrosa y Son de mar han sido dos de las novelas de Manuel Vicent adaptadas al cine por los directores José Luis García Sánchez y Bigas Luna respectivamente.

 

Biografía

Manuel Vicent, escritor y periodista valenciano, ganó el Premio Alfaguara en 1966 con Pascua y naranjas, el 1986 el Premio Nadal con Balada de Caín, y nuevamente el Alfaguara de novela en 1999 con Son de mar, cuya adaptación cinematográfica fue dirigida por Bigas Luna en 2001. Su obra comprende novelas, teatro, relato, biografías, artículos periodísticos, libros de viajes, de entrevistas y semblanzas literarias. Ha publicado: Tranvía a la Malvarrosa (1994), también adaptada al cine bajo la dirección de José Luis García Sánchez, Jardín de Villa Valeria (1996) —recogidas junto con Contra Paraíso en el volumen Otros días, otros juegos (2002)—, Los mejores relatos (1997), Las horas paganas (1998), La novia de Matisse (2000), Cuerpos sucesivos (2003), Verás el cielo abierto (2005), Viajes, fábulas y otras travesías (2006), Comer y beber a mi manera (2006), León de ojos verdes (2008), Póquer de ases (2009), Mitologías (2012), Últimos mohicanos (2016) y La regata (Alfaguara, 2017). Colaborador habitual del periódico El País, una selección de sus artículos están recogidos en Nadie muere la víspera (2004). Sus tres novelas, Aguirre, el magnífico (2011), El azar de la mujer rubia (2013) y Desfile de ciervos (2015) componen lo que él denomina un «retablo ibérico». Su última publicación, Lecturas con daiquiri (Alfaguara, 2018), es una recopilación de artículos en los que brilla su mirada inteligente, crítica e irónica de la realidad.

Lecturas con Daiquiri

Una recopilación de artículos en los que brilla la mirada inteligente, crítica e irónica de la realidad de Manuel Vicent

«Este libro contiene algunos textos rescatados del tiempo que leídos ahora resultan una crónica de hechos, sensaciones e imágenes de nuestra reciente historia, y constituyen a la vez una manera de ver la vida y de enfrentarse al azar de los días propicios o adversos. Son páginas escritas para ser leídas con una copa en la mano, a ser posible con un daiquiri con un grado exacto de hielo, ron, azúcar y zumo de limón, para rememorar los días felices del pasado, los veranos convulsos y todos los sueños derrotados con que se teje la urdimbre de la existencia.» 

«Todos estos artículos fueron publicados en el diario El País, pero salvadas de la desmemoria, las palabras escritas entonces adoptan otro sonido, otro sentido, y pueden abrir armarios durante mucho tiempo cerrados. Si un día estos artículos, crónicas, reportajes y estampas cumplieron su misión de ser leídos y a continuación olvidados, ahora recuperan un hipotético milagro. Un momento de felicidad da sentido a toda una vida. Cualquiera que remonte el río de la memoria hallará un aroma que dio estructura al mundo, un tacto sobre la piel que llegó a nublarle el cerebro, una música, una canción que le hicieron saltar las lágrimas. La felicidad también puede asumirse como un acto de rebeldía en el que hay que apoyar la palanca para sobrevivir.»

Producto añadido a favoritos

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.